Demanda y producción de acero en América Latina se recupera: la búsqueda del equilibrio entre la economía y el medio ambiente sigue en pie.

La industria de acero es sin duda una de las más importantes tanto en países desarrollados como en aquellos que están en vía de desarrollo. En los últimos años, el acero es pieza clave para el crecimiento del sector industrial. Así pues, el impacto económico que genera es pertinente, por un lado, como fuente de trabajo y, por otro, como proveedor de productos base demandados por industrias varias como lo son la constructora, la mecánica y la transportadora (en el área de fabricación de vehículos de transporte). A su vez, distintas compañías siguen con el compromiso de mantener la responsabilidad ambiental como elemento fundamental dentro de las distintas producciones.


La fabricación de acero en América Latina alcanzó durante el primer trimestre del 2021, más de 13 mil toneladas (el nivel más alto desde 2019) gracias al impulso de la recuperación en la demanda; la producción de acero laminado presentó un incremento de 6 por ciento, comparado con el 2020, y un 4.1 por ciento frente al período de 2019.

Es evidente el hecho de que se han alcanzado los mejores niveles de producción desde el mes de abril de 2018 (período pre-pandémico) pues distintos sectores de construcción de economías principales latinoamericanas se han puesto a la tarea de impulsar significativamente el desarrollo y crecimiento de las distintas empresas siderúrgicas. Así mismo, distintas empresas del mercado siguen en la búsqueda de mantener como objetivo principal el buen desarrollo de la producción, creando estrategias de incrementación de consumo a nivel nacional. No obstante, la sobrecapacidad de producción a nivel global sigue siendo una problemática que las entidades buscan mitigar, intentando un equilibrio entre el cuidado del medio ambiente y la estabilidad económica de las regiones.

Es por eso que en Colmena nos comprometemos con la reducción del impacto ambiental al máximo a través de distintos procedimientos. En primer lugar, mejoramos la calidad del agua descargada al sistema de alcantarillado dentro de nuestras instalaciones, permitiendo su reutilización en el proceso productivo a través del tratamiento de aguas residuales llamado electrocoagulación. En segundo lugar, fomentamos la separación de los residuos aprovechables generados en la planta, apoyando por medio del reciclaje a la Fundación Planet, a quienes les entregamos el material clasificado tanto del área de producción como del área administrativa; los residuos peligrosos son sometidos a procesos de disposición final por medio de las autoridades ambientales. Además, contamos con la certificación en ISO 14001:2015 gracias a la cual fortalecemos nuestra responsabilidad ambiental, generando confianza y cumplimiento legal.

Deja un comentario

Registrarse